Skip links

España despliega sus vinos en el gigante asiático

Estrategia 2022-2027: Los vinos españoles se abren camino en Asia

 

 

La expansión global del vino español ha tomado un rumbo fascinante y estratégico hacia el este, específicamente hacia China, un mercado emergente que ofrece enormes oportunidades y retos. La Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha lanzado su campaña de comunicación para 2024, poniendo el foco en un país que se ha convertido en uno de los destinos más atractivos para los productores de vino a nivel mundial. Esta iniciativa busca no solo promover la calidad y diversidad de los vinos españoles, sino también fortalecer la imagen y posicionamiento de España como referente vitivinícola en Asia.

La campaña de comunicación desplegada en China no es una apuesta aislada, sino que forma parte de una visión a largo plazo encarnada en la Estrategia del sector vitivinícola español 2022-2027. Esta estrategia, fruto del consenso de todo el sector, tiene como uno de sus pilares fundamentales la internacionalización y el fortalecimiento de la presencia de los vinos españoles en mercados clave. Y China, sin duda, se perfila como uno de esos mercados, con un creciente número de consumidores interesados en explorar y disfrutar de la riqueza vinícola que ofrece el mundo.

En este contexto, el arranque de la campaña este abril con una gran cata en Shanghái es un claro indicador de la importancia que OIVE otorga a este mercado. Julien Boulard MW, un Master of Wine que habla chino, es la figura elegida para presentar una cuidadosa selección de 18 vinos españoles, cada uno representando a una denominación de origen diferente. Esta presentación ante 120 profesionales y líderes de opinión del sector no es solo una muestra de la diversidad y calidad de los vinos españoles, sino también una oportunidad única para conectar directamente con quienes influyen en las tendencias de consumo en China.

Pero la campaña no se detiene en las catas. La OIVE ha diseñado un programa de actividades que incluye talleres para importadores chinos, destacando las ventajas de incluir vinos españoles de calidad en sus catálogos. Además, la colaboración con la competición nacional de cata a ciegas de China es un gesto inteligente que busca tejer aún más fuertes lazos con la comunidad vitivinícola local, difundiendo el conocimiento y aprecio por los vinos de España.

Las actividades programadas en Pekín y Shenzhen para el mes de junio refuerzan el compromiso de la OIVE con el mercado chino, asegurando una presencia continua y significativa. Este enfoque multi-ciudad permite abordar el vasto y diverso mercado chino de manera más efectiva, adaptando los mensajes y experiencias a las particularidades culturales y comerciales de cada región.

El reto para los vinos españoles en China es tan grande como la oportunidad. La competencia es feroz, con vinos de todo el mundo vying por la atención de los consumidores chinos. Sin embargo, la estrategia de la OIVE de promover no solo la calidad, sino también la diversidad única de los vinos españoles, es un enfoque que puede diferenciar a España en este mercado saturado. El consumidor chino es cada vez más sofisticado y busca historias, tradiciones y experiencias únicas que solo un país con la rica herencia vinícola de España puede ofrecer.

A través de estas iniciativas, la OIVE no solo busca aumentar las exportaciones de vino a China, sino también construir una base sólida de conocimiento y aprecio por los vinos españoles que perdure en el tiempo. La campaña de comunicación de 2024 es un paso audaz hacia adelante en esta dirección, marcando el inicio de un capítulo emocionante en la historia de la vitivinicultura española en el mercado chino.

 

VINETUR

Deja un comentario