Skip links

El vino italiano genera 16 mil millones de euros y lidera en exportaciones

El vino italiano se consolida como factor estratégico en el mercado nacional de alimentos y bebidas.

 

 

El vino italiano continúa consolidándose como un factor estratégico en el mercado del food&beverage a nivel nacional, de acuerdo a los últimos datos obtenidos por el observatorio Federvini en colaboración con Nomisma y Tradelab. Específicamente, el sector vinícola genera un volumen de negocio de 16 mil millones de euros y 8 mil millones de euros en exportaciones, lo que representa el 16% de todas las exportaciones de alimentos y bebidas de Italia.

El liderazgo italiano en el mercado internacional del vino

El peso del mercado europeo en la exportación de vino italiano en 2023 ha sido notable, representando el 41% del total, seguido de América del Norte (28%), Europa fuera de la UE (21%) y finalmente Asia, incluidos países como China, Japón y el sureste asiático con un 6%. En un escenario internacional marcado por diferentes desafíos, el sector del vino italiano ha sido resiliente y ha mantenido su liderazgo en las exportaciones con una ligera disminución del 0,8% en valor y volumen. En contraste, los principales mercados mundiales experimentaron una notable reducción en sus importaciones con respecto a 2022, como Francia que presentó un descenso del -2,8% en valor y -9% en volumen, y España y Chile con descensos del -3,2% y -22,4% respectivamente en valor.

Además, el sector del vino en Italia genera un valor añadido de 14,8 mil millones de euros, activando diversas cadenas de suministro con un efecto multiplicador de 4,1 para el país, lo que significa que por cada euro generado por las empresas vitivinícolas, se obtienen 4 euros que benefician a la economía nacional.

La creciente tendencia hacia el vino sin alcohol

Si se observa la tendencia internacional, el consumo de vinos sin alcohol o con bajo contenido de alcohol está ganando popularidad. Concretamente, en los Estados Unidos, tradicionalmente un mercado dinámico y pionero en nuevas tendencias, se ha experimentado un crecimiento significativo en la venta de vinos sin alcohol en comparación con hace dos años, con un incremento de +16% en volumen y +52% en valor en el canal off-premise.

A nivel europeo, Alemania también ha visto crecer la preferencia por los vinos sin alcohol, con un aumento de +6% en volumen y +17% en valor con respecto a 2022, particularmente en el canal moderno (supermercados y descuentos). El mercado alemán valora especialmente los espumosos sin alcohol, que han registrado casi 60 millones de euros en ventas.

En Italia, la producción de vinos parcialmente desalcoholizados o sin alcohol presenta desafíos debido a las restricciones normativas, a pesar de que el marco legislativo comunitario lo permite en el respeto de las prácticas enológicas autorizadas. Esta situación limita las posibilidades comerciales de los operadores nacionales, algunos de los cuales recurren a socios extranjeros para producir vinos sin alcohol, en beneficio de las empresas extranjeras.

Con todo, el vino italiano no solo juega un papel cada vez más estratégico en el mercado nacional de alimentos y bebidas, sino que también refuerza su posición de liderazgo en el escenario internacional del vino, especialmente en la exportación. Y en medio de las tendencias cambiantes del mercado hacia vinos sin o de bajo alcohol, el vino italiano, gracias a su resiliencia y adaptabilidad, promete seguir jugando un papel protagonista en la industria.

 

 

FUENTE: NOTICIAS DEL VINO

Deja un comentario