Skip links

Así arrancó la vendimia 2024 en Argentina

El Instituto Nacional de Vitivinicultura dio a conocer los datos sobre el avance de cosecha, según el cual, a 25 de febrero de este año, se cosecharon 473,1 millones de kilos de uva, de los cuales 457,1 millones de kilos se destinaron a elaboración y 16 millones a otros usos.

 

 

En base a esos totales, se obtuvieron 136,5 litros de vino y 38,9 litros de mosto. En esta campaña hay 1.243 bodegas inscritas de las cuales 524 se encuentran elaborando.

Se detalló el comparativo con años anteriores a la misma fecha. De esta forma, pudo observarse que en el 2023 el total al 25 de febrero fue de 395,2 millones de kilos, en el 2022 fue de 374,9 millones y en el 2021 fue de 429 millones de kilos.

El estudio efectuó además el detalle por provincia productora. En este sentido, Mendoza totalizó 263,8 millones de kilos. Prácticamente la totalidad (263,7 millones) estuvo destinada a elaboración. A ese momento contó con 86,6 millones de litros de vino descubado y 3,7 millones de litros de mosto. Se registraron 887 bodegas de las cuales 349 se encuentran elaborando. Al comparar con igual período del 2023, Mendoza llevaba cosechados 242,3 millones de kilos de uva.

En el caso de San Juan, segunda provincia productora, al 25 de febrero había cosechado un total de 166,9 millones de kilos de los cuales 152,6 se destinaron a elaboración y 14,3 a otros usos. Se obtuvieron 40,9 millones de litros de vino descubado y 35 millones de mosto. Hay 159 bodegas inscriptas y de ese total 88 se encuentran elaborando. Si se compara con igual período del 2023, esta provincia llevaba cosechados 132 millones de kilos de uva.

El informe detalló también la variedad por color en las provincias. En relación a esto, indicó que Catamarca totalizó a la semana 13 de la cosecha 1,6 millones de kilos de uva de los cuales 1,1 millones de kilos correspondió a variedades tintas y 557.011 kilos a bancas.

Al noroeste del país se encuentra Jujuy, lugar en el que se cosecharon 84.696

kilos, de los cuales 55.262 kilos fueron tintas y 29.434 kilos fueron para las blancas.

Salta, también en la zona norte, totalizó al 25 de febrero 8,2 millones de kilos, de los cuales 4,5 millones correspondieron a uvas tintas, 3,7 millones a blancas y 28.990 kilos a rosadas.

Tucumán lleva cosechados 2.000 kilos de uvas tintas.

La Rioja, por su parte, lleva cosechados 28,2 millones de kilos, de los cuales 14,7 kilos fueron para uvas tintas, 12,7 uvas blancas y 829.670 rosadas.

En el caso de Córdoba, provincia ubicada al centro del territorio, lleva cosechados 200.885 kilos de los cuales 166.813 kilos corresponden a tintas, 33.723 kilos a blancas y 349 kilos a rosadas.

La Pampa cosechó 28.430 kilos a esa fecha. De ese total 17.880 kilos correspondieron a uvas blancas y 10.550 kilos a uvas tintas.

De los 100.528 kilos de la provincia de Entre Ríos, al este del país, la mayor parte (90.860) correspondió a las tintas, mientras que los 9.668 kilos restantes fueron para las blancas.

En Mendoza, de los 263,7 millones de kilos, la mayor parte (145,1 millones de kilos) fue para las tintas, 101,4 millones para las uvas blancas y 17,1 para las uvas rosadas. En San Juan, de los 152,6 millones de kilos, 58,2 correspondieron a las tintas, 45,9 a las blancas y 48,4 a las rosadas.

En San Luis, de 59.287 kilos cosechados, prácticamente la totalidad (49.521 kilos) fue para las tintas, mientras que 9.766 kilos fueron para las blancas.

Río Negro, al sur del país, cosecho 237.711 kilos. Las uvas blancas fueron la mayor parte con 143.818 kilos, las tintas 84.553 kilos y las rosadas 9.340 kilos. Neuquén, por su parte, totalizó 1,8 millones de kilos de los cuales 1,1 fueron de uvas tintas, 690.307 para blancas y 13.780 para las rosadas.

A mediados de febrero, el organismo difundió la previsión de cosecha de uva para este 2024, en la que se espera una cosecha de 17,9 millones de quintales de uva, un 24% más que los 14,5 millones de quintales del 2023.

 

Pronunciamientos del sector

El pasado 2 de marzo se celebró el desayuno anual de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), donde estuvo presente la vicepresidenta, Victoria Villarruel, y otros funcionarios nacionales. En el mismo, Mario González, presidente de la corporación, sobre la situación actual remarcó que “necesitamos previsibilidad, reglas claras y lograr competitividad”, al tiempo que solicitó “de forma prioritaria un esquema impositivo que priorice la inversión y la generación de empleo de calidad en Argentina”. En otro tramo indicó que “junto con condiciones macroeconómicas de mayor estabilidad y reducción de la inflación, (un verdadero flagelo de la argentina de las últimas décadas), necesitamos líneas de crédito acordes con la realidad productiva de las economías regionales”.

Ese mismo día tuvo lugar el tradicional Agasajo de Bodegas de Argentina que también contó con la presencia de la vicepresidente e integrantes del ejecutivo. En el mismo Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, que aglutina a doscientas cincuenta (250) empresas de todas las zonas vitivinícolas del país, sostuvo que el 2023 fue un año difícil para la vitivinicultura y que “los incrementos de costes y las regulaciones de precios en los canales de ventas pusieron en jaque la rentabilidad de nuestros productos”.

Sobre esto, resaltó la importancia de hacer más competitivo al sector, mencionando los aranceles, pagos al exterior y problemas cambiarios, entre otros. Habló además del posible desarrollo minero en el país, “esperamos que la minería no se produzca en lugares donde se afecten recursos naturales. Solicitamos que prime la racionalidad a la hora de los futuros desarrollos mineros, ya que en Mendoza nos hemos posicionado como un destino turístico sustentable”.

 

REVISTA SEMANA VITIVINÍCOLA

Deja un comentario